miércoles, 16 de marzo de 2011

Sobre pestillos que funcionan, lecciones de checo y bocatas huidizos

En este mundo hay tres tipos de personas: las que me leen porque se preocupan y quieren saber si me alimento bien, si estudio y si hago la cama todos los días, las que me leen porque están aburridos en el trabajo y les apetece leer algo sobre alguien que confunde un postre con un plato de pollo o sobre una señora que pone multas en el metro, y los que no me leen. Hoy voy a escribir la entrada en tres partes, una para cada grupo:

Grupo 1: "pero cuidater!"

El frío parece que se va, y hace ya una semana que no veo nieve. Por fin. Se me hace raro salir a la calle sin guantes ni gorro y hoy me he dado cuenta de que en este país también hay cielo y para más inri, también es azul.

Las clases de las 8 de la mañana siguen siendo difíciles, cada día parece que las ponen más lejos de la parada del tranvía. Sin ir más lejos, hoy estábamos cinco en clase, de los cuales uno se la ha pasado intentando no dormirse (y fracasando) y otro durmiendo encima de la mesa sin sacar libros ni quitarse el abrigo. El primero nos ha pedido que siempre que pudiésemos le diéramos unas palmaditas en la espalda para despertarle, y el otro casi ha pedido al profesor que hable más bajo, que así no hay quien duerma.

¡Pero yo venía a hablar de otra cosa!

El viernes pasado cogimos el autobús a Praga :O 

Salí de clase a la hora habitual y seis horas de autobús incomodísimo y tres películas después estábamos en tierra Checa. Cogemos el metro y llegamos al hostal en un santiamén. Subimos a la habitación y todo bien, sobre todo para el precio que tenía. Además tenían agua caliente 24 horas, no podemos quejarnos de nada.

De nada, porque además aprendimos cosas. Yo, por ejemplo, aprendí lo que es ducharse sintiendo verdadero terror a que alguien entre en el baño común porque no funciona el pestillo. De espaldas a la puerta y tan rápido como puedas. Así cualquiera tiene agua caliente 24 horas. Alguno de nuestros vecinos debía de ser un "yeti" dada la cantidad de pelo que había en el desagüe. Bah, no es para tanto, cosas peores he hecho, como chupar las escobilla del wáter, o eso dicen (yo no me lo creo, o no quiero).

A dormir, que en dos días y medio tenemos que vernos todo todito todo:
El castillo a lo lejos, y el Charles Bridge no tan lejos
Charles Bridge desde más cerca. El castillo sigue lejos.
Aquí se dice que tienen parte de la cruz de Cristo. No pudimos entrar porque no había sitio, ya había otras 3 personas dentro :(

Un reloj molón. Cada hora los muñecos hacían cosas y
un señor tocaba la trompeta. Curioso :O
La catedral.
No sale entera porque resulta que hay un edificio a 15 metros y
es imposible sacar una foto a la fachada completa.
Por dentro. Aquí no hay edificios y
se pueden sacar fotos bien.
80% de otra fachada, esta vez con el edificio
construido un poco más lejos.
Dicen que es arte, pero yo no lo entiendo. Al menos es mono.
Como a los dos nos gusta el fútbol, por la noche fuimos a un bar/pub en el que daban bien de cenar (amama, como es, me alimento bien) y ponían partidos de la liga española en pantalla gigante. El primer día entramos, vemos que el partido está en la tele, nos sentamos, pedimos, nos traen la comida... y cambian de canal, baloncesto. ¡¡¿QUÉ?!! ¡El fútbol es un cebo!

Varios minutos después descubrimos que había más teles y que en cada una había algo diferente, así que con girar un poco la cabeza y escudriñar a lo lejos para ver la pantalla fue suficiente. El gol de Messi no tuvo que ser anulado. Y no digo más de fútbol.

Como a toda persona humana, en un momento dado sentí la necesidad de liberar a Willy, buscar una taza para el café, hacer espacio para el postre, así que me dirigí a los baños más limpios que he visto en mi vida. Resultó que como música de fondo tenían puesto un cursillo de checo para extranjeros que presumiblemente sería útil para desenvolverte por la ciudad. En el breve (o puede que no tanto) rato que estuve allí, esto fue lo que oí (tras la frase en inglés venía su, digo yo, traducción al checo):

"Y ahora vamos a aprender a decir un par de sencillas frases que necesitarás decir en ciertos casos durante tu estancia en Praga:

- ¡Ayuda! ¡Ayuda!
- ¡Policia!
- ¡Me están robando!
- He perdido a mi hijo.
- Soy alérgico a la penicilina.
- ¿Es normal que se hinche tanto?
- No puedo respirar."

Útiles, sin duda. Afortunadamente, no necesité usar ninguna de las frases durante los tres días que estuvimos. Menos mal, porque no conseguí memorizarlas todas.

El último día, antes de salir del hostal, me dice Eszter: "uy, qué canguelo he pasado hoy, un tío no se ha debido de enterar de que yo estaba en la ducha y no ha parado de intentar abrir la puerta. Menos mal que he cerrado con pestillo...".

¿¡¡QUE HAS CERRADO CON QUÉ!!?

Resulta que el pestillo tenía truco y sí funcionaba. Cuánto sufrimiento, cuánta agonía que podía haberse evitado...

En fin, que salimos del hotel, dimos vueltas por la ciudad hasta que a las 18:00 decidimos sentarnos en nuestro bar/pub hasta las 22:00 que salimos a la parada de autobuses. Comimos, merendamos y cenamos en el mismo sitio y jugamos al póker, a los catetos, al dominó, a todos los juegos de teléfono móvil habidos y por haber, a aprender frases en checo en los baños... y miles de cosas más. Se estaba tan agustito...

El autobús salió con 15 minutos de retraso (23:45) y llegó hora y cuarto antes de lo previsto (6:15). Yo dormité durante casi todo el viaje, así que me enteré de poco, pero por lo visto si al chófer no le pusieron multa es porque los coches de policía no podían alcanzarnos...

A las 7 a la cama y a despertar de nuevo en Budapest.

Grupo 2: "ay que me lol"

Como siempre, hay fotos que tienen que ser parte de la historia y creo que todo el mundo merece conocer.

A la ida nos hicimos unos bocadillos para no pasar hambre en el autobús, y como no sabíamos si encontraríamos algún sitio en el que comprar algo a medianoche, nos hicimos un par de más. En la parada técnica que hicimos a mitad de viaje en una gasolinera compramos varias cosas de esas que se compran en viajes como chocolates, patatas etc, así que lo que sobrevivió al viaje fue un par de bocadillos. Eszter, que sabe mucho, dijo que el pan se queda malo si se deja mucho tiempo "ahí", y que lo mejor es meterlo a la nevera. Y a falta de neveras, buenas son ventanas:
El bocadillo no pudo culminar su huida.

A la mañana siguiente, el pobre bocata seguía sin poder escapar

¡Prohibido el paso!
Eso sí, puedes pasar si hace como que llevas una bici.

Listos para la primera comunión

Zumo de plátano. Cuanto más bebes menos malo está.

¡Grog! Guybrush Treepwood es cliente habitual.

La silla necesitaba un baño
  
Al final no resultó tan mono :S

¿Es aquí la parada del autobús?
Esto no es gracioso pero me gustó,
y como es mi blog pongo lo que me da la gana.
Grupo 3: "meh!"


Resumiendo: Praga mola. Visita obligada excepto si no te gusta pagar para ir a mear. ¡Hasta en McDonalds!

11 comentarios:

Odane*** dijo...

jajajajaj homer ---> http://www.youtube.com/watch?v=nxDIqrCJnkQ
que miedo las figuras de los "bebes"!!!me ha encantado lo del baño para aprender checo!!!! jajajajaja

Mariasun dijo...

qué lista Eszter!!! que enseguida se dio cuenta de que sí había pestillo!! jajajaja
Parece bonito Praga, habrá que ir a comprobarlo. No se que significa la fachada de los tanques pero creo que no me gusta!
Me ha encantado que hayas vuelto a escribir, QUE NOS TENÍAS ABANDONADOS!

Anónimo dijo...

Por fin das señales de vida.
Que bueno que estés bien. Otro día si dejas el pestillo sin echar, anúncialo para que entre alguien, pero que no sea la que pone multas. Pobre bocata.Cuidadin con Eszter que tiene muchas ideas. UN BESO PARA LOS DOS

PLAYER

Iker (jr) dijo...

Manc, ya era hora ya. Que al final tendré que mandarte 3 emisarios dentro de unas semanas para saber de ti...
Quieres algo de mi parte para allí?
Una tortillita? un poco aceite?... tu pide, que es gratis, luego lo que pueda llegar...

mantxi dijo...

Me alegro de que a pesar de mi inactividad hayáis seguido entrando de vez en cuando. ¡Eso es fidelidad!

Iker, unos pintxos de esos de ganar campeonatos o de quedar tercero no vendrían mal :)

Anónimo dijo...

También existe otro grupo de personas, en el que me incluyo, que te leemos porque nos encanta cómo escribes. Además te pasan cosas de película, parece que tienes un imán para ellas, que solo te pasan a tí, aunque también podría ser …porque eres un poco "calamidad" ¿tu qué crees? Aún así, ha sido una grata sorpersa descubrir este talento oculto que tenías (para mi).
Muchos besos desde Salamanca

mantxi dijo...

Yo creo que es más por lo de "calamidad" que otra cosa. Es un Don especial que tengo, y hay que cuidarlo, que luego se pierde y no hay cosas interesantes que escribir :P

Besos!

Odane*** dijo...

es un graaaaan Don!!! si no lo tuvieras no serias xabi!! jajajaja
joder hermano, el jueves cierran el aula porque van a tirarla!!!! NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO
y tardaran 4 años en construir la nueva,que voy a hacer yo ahora?mañana en vez de estudio matinal toca fiesta de despedida:)
muaaaaaaaaaa

Anónimo dijo...

Es cierto Praga es una pasada. Me gustaria que nos esplicaras como funciona el reloj......¡Si es que te has enterado! Porque complicado es un rato.
¿Que tal los bocatas refrigerados?

Un besazo,
CARMEN

mantxi dijo...

¿Qué tal la fiesta de despedida?

Carmen, lo del reloj ni idea, pero creo que hay una carrera universitaria específica para entenderlo. En cuanto acabe aquí me voy a estudiar a Praga.

Los bocatas refrigerados estaban duros como una piedra!

Odane*** dijo...

la fiesta de despedida no estubo mal, unas patatitas, unos pintxitos y un poco de sidriña jeje aunque esta semana nos dejan un aula, ya te enviare fotos del derribo :__(
encima jaias de romo este año en artaza toca porque la plaza estara hecha un cristo!!!
muaaaaaaaa

P.D. estoy apunto de acabar de ver spartacus, so many blood!! jeje