jueves, 21 de octubre de 2010

Sobre exámenes, mujeres y dinero.

Y aquí está de nuevo el vasquito. Me he hecho esperar, ¿eh?

Esta semana ha sido una semana dura, con miles de exámenes (miles=5) y varios trabajos. Por fin he empezado a hacer ejercicio (¡ya iba siendo hora!) y daba una pereza...

Pero es que lo de hoy ha sido una pasada. En diez días no me pasa nada interesante para contar (bueno, en realidad tengo una entrada medio empezada del viernes que fuimos a cenar al mexicano, pero esa la acabo mañana. U otro día), y hoy me han pasado varias cosas.

Esta mañana tenía un examen en la asignatura de derecho. Anoche me quedé estudiando hasta tarde porque quería preparármelo bien, así que hoy ha tocado dormir poco (es por eso que esta entrada será un mini resumen nada más, que se me caen las pestañas). 

Ha sonado el despertador como siempre, y como siempre lo he apagado y lo he retrasado 5 minutos más. Como siempre, cuando ha vuelto a sonar lo he vuelto a programar para 5 minutos después. El problema ha venido cuando ha vuelto a sonar, lo he apagado y ahí me he quedado, calentito en la cama y el sueño no ayudando para llegar al examen de las 8:15.

De repente, abro los ojos: ¡zas!

Los abro mucho, como cuando el oculista te dice que los abras para mirarte dentro, como si quisiera ver lo que estás pensando atravesándote con su mirada.

"Mierda, el examen", es lo primero que pienso.

Miro el reloj: 7:55.

"Mierda, el examen", es lo segundo que pienso.

Pego un salto y antes de llegar al suelo ya estoy vestido y con la bolsa preparada, un manzana guardada y las llaves en la mano.

Corro, corro, corro y corro. Milagrosamente el señor del tranvía ha notado mi presencia gracias a su sentido arácnido y ha esperado pacientemente a que llegara y me montara al tranvía para arrancar. Después los semáforos se han puesto de acuerdo para estar en verde cuando el tranvía pasaba y al llegar la gente me ha hecho un pasillo para poder llegar lo antes posible.

Llego a la puerta del edificio R, que por supuesto era el último de todos.

Entro, y miro hacia el ascensor esperando que la suerte siguiera acompañándome un poco más. Pero no, seiscientas personas aguardaban la llegada del ascensor, así que he mirado a las escaleras, he pensado "Venga Xabi, que son 5 pisos de nada" y he salido escopetado hacia arriba.

Eran las 8:20.

Cuando voy por el segundo piso noto que alguien está corriendo a mi lado: es Daniel, uno de los nigerianos de clase. Y no, no estaba entrenando para las olimpiadas, sino que también llegaba tarde al examen.

El tío corría que se las pelaba y yo empezaba a no sentir las piernas, pero el muy cab**n miraba hacia atrás de vez en cuando para saber si yo seguía su estela y claro, en momentos como esos solo se puede pensar "Ahí va la hostia, que se cree que corre más que yo. Para negro de verdad, yo".

Llegamos a la clase, que tenía la puerta abierta. Entramos. Está todo el mundo sentado y el profesor aún está explicando cómo hacer el examen, qué contestar, cómo hacerlo etc. No queda ni un sitio libre, la clase está abarrotada.

De repente, uno se levanta de su sitio con su examen, se lo da al profesor y se va. "Mala señal, uno ya se ha dado por vencido", pienso. Y claro, mal hecho, en estos casos no hay que pensar, sino coger esa silla que está libre antes de que cualquier nigeriano que haya llegado tarde como tú te la quite.

Peeeeero al de varios segundos otro más se levanta, y luego otro.

"Qué panorama, espero que el haber estudiado toda la noche valga para algo", pienso (por supuesto, después de haberme sentado, que con una vez ya he aprendido).

El profesor me da el examen.

Al turrón.

Primera pregunta: "¿Cuáles son los tres poderes primordiales del estado?". Yo, que me lo tenía bien estudiado, ya me sabía la respuesta antes de leer las posibles respuestas (por si no lo he dicho, parte del examen era un test de verdadero/falso y lo otro test con varias respuestas).

La respuesta, por supuesto es "legislativo, ejecutivo y judicial". Y ahí estaba, la primera de todas. Marcamos la A. ¿Estás seguro? ¿Marcamos la A entonces? ¿O quieres el comodín de leer por si acaso el resto de respuestas? Venga, vale.


¿Cuáles son los tres poderes primordiales del estado?
a) Legislativo, ejecutivo y judicial.
b) Dinero, mujeres y hombres.
c) Dinero, dinero y dinero.
d) Organización, ley común y ley civil.

¿PERO QUÉ DEMONIOS ES ESTO?

No, en serio, que creo que no se me ha entendido.

¿¿PERO QUÉ DEMONIOS ES ESTO??

En ese momento me ha dado por mirar el resto del examen, y resulta que había una nota que decía que las X últimas preguntas no había que responderlas por motivo X, quedando el examen en: 5 preguntas de verdadero o falso y 2 preguntas tipo test. Por supuesto, los errores no penalizaban. Y para sacar un sobresaliente podías fallar dos preguntas.

Después de recuperarme del colapso, he acabado el "examen" en menos de un minuto.

Sí, la gente que se levantaba cuando yo llegaba era porque ya habían terminado.
Sí, he estado estudiando toda la noche para esto.
Sí, había quien ha necesitado copiar.
Sí, esto que iba a ser un resumen del día de hoy se ha quedado en un resumen de la primera hora del día. Mañana más, y mejor.

8 comentarios:

regalizrojo dijo...

:D

Me ha encantado el sentido arácnido del tranvía XD

Pero tú qué estudias ¿magisterio? XDDDD

¡Muxu!

mantxi dijo...

Touché

Anónimo dijo...

De mayor quiero ser como TU

Player

Anónimo dijo...

Yo estudié magisterio. El primer comentario me ha dolido.

Nuestros test no eran así, tenían sólo tres opciones no cuatro.

Por cierto Xabi estoy en Lauro ahora currando de sustituto, y me preguntaron por ti (bueno por toda la clase pero se acordaban de tu nombre).


Leirash.

mantxi dijo...

Leirash, si es que aquí no tienen ni gota de consideración por los magisteriadores...

Maisu en Lauro! Oh-la-lá! ¿Qué plofes siguen?

Anónimo dijo...

nuestros están todos: Nekane Izaskun y Nerea , pero Nerea tiene año sabatico (los profes pueden currar 4 años cobrando menos y luego un año sabatico). Portilla Andoni, Lorea, de primaria hay muchos conocidos.

en secundaria están Alain de zuzendariorde, jonelectro, iñigofilo, gotzone, carmen, martin, esthermate, amaiamekanika, arantza, y un monton más. hay alguno nuevo joven tb que no conozco pero los clásicos nunca mueren royo Mara, que todavía hoy en día me da miedito.

Al cochi lo despidieron por sisar dinero y el nuevo director es xabineuskera. en las aulas de 6 todos tienen un portatil en el pupitre y las pizarras son electronicas.

De momento bien, termino contrato el lunes pero en diciembre vuelvo todo el mes.

PD: Rosa sigue recetando Aspirina par cualquier cosa.

regalizrojo dijo...

no quería ofender con mi comentario, de hecho yo estoy estudiando magisterio... es que Xabi me dice que desde que estudio magisterio me he vuelto de letras y no quería dejar pasar la ocasión de picarle un poco :P

mantxi dijo...

regalizrojo, no me extraña que a Leirash le haya dolido, ¡has comparado mis exámenes con los suyos cuando los suyos tenías tres posibles respuestas en vez de cuatro!

Si es que eres de letras definitivamente :P

@Leirash: Mara va a ser profesora por siempre jamás y nunca dejará de infundir miedo en los alumnos y ex-alumnos. Es ley de vida. Y al que le duela, que vaya donde Rosa.